Sedentarios iniciándose en el entrenamiento con electroestimulación

 Lo primero que se debe aclarar es que «la electroestimulación debe entenderse como un complemento al ejercicio físico«, y añado, siempre.

Y ahora entremos en materia, ¿puede un sedentario iniciarse en el mundo de la electroestimulación muscular? si, claro que si. De hecho este sistema de entrenamiento esta fidelizando cantidad de gente originalmente sedentaria. La responsabilidad de una buena praxis recae sobre el entrenador y su capacidad de individualización y progresión del esfuerzo. Apuntamos aquí algunas claves:

1. implementar la electroestimulación como un recurso mas en el entrenamiento, no olvidar la importancia del trabajo cardiovascular (que no aporta esta tecnología)

2. si se trabaja con trajes, no conectar todos los circuitos en las primeras sesiones, ir en progresión según respuesta y necesidades

3. iniciar el trabajo haciendo coincidir el impulso eléctrico con contracciones isométricas (evitar fases excéntricas reduce el daño muscular)

4. primar inicialmente el estímulo de las fibras lentas (frecuencias inferiores a los 30 Hz), para prevenir así el aumento de CPK y mioglobina que libera en mayor medida la fibra rápida

5. aplicar tiempos cortos de entrenamiento, para ir poco a poco aumentando del volumen de trabajo

6. manejar densidades (tiempo contracción/reposo) iniciales de mínimo 1/2, es decir, doble tiempo de reposo que de esfuerzo

Añado que tanto en sedentarios como en cualquier sujeto finalizar las sesiones con un mínimo de 10 minutos a 8 Hz (programas de vascularización) ayudará en gran medida a reducir la acidez muscular y prevenir efectos secundarios.

 

Deja tu comentario

WhatsApp chat