Riesgos y contraindicaciones de la electroestimulación muscular

La electroestimulación muscular como cualquier método de entrenamiento o como cualquier sistema de electroterapia además de sus beneficios y ventajas (hablaremos de ello en otro artículo), tiene, claro, sus riesgos, peligros y sus contraindicaciones, algunas de ellas parciales y otras absolutas. Cualquier profesional, distribuidor o usuario debe conocer esta información para aconsejar o practicar con responsabilidad. 

En este artículo además de explicaros los riesgos y las contraindicaciones, marcaremos las diferencias en algunas cuestiones entre la electroestimulación analítica, como por ejemplo de marcas como Compex o Chattanooga, y la electroestimulación muscular global, también conocida como electrofitness, trajes o chalecos de electroestimulación muscular, o en la literatura científica, electroestimulación de cuerpo completo WB-EMS.

Curso de electroestimulación aplicada al core por Juan Peris

 

Creo que también es muy importante, antes de entrar en materia puntualizar las siguientes cuestiones:

  • Todo usuario debe informarse de qué es lo que compra, un electroestimulador muscular que ofrezca garantías debe de contar con:
    • Generador de corriente constante
    • Onda rectangular, bifásica, simétrica y compensada.
    • Permiso de comercialización y un servicio técnico en condiciones.
    • Nota: el presente no es un artículo de denuncia y no nos extenderemos, pero creemos que los usuarios deben de saber que existen casas comerciales que venden equipos de electroestimulación que no cuentan ni siquiera con las garantías mínimas de seguridad. El presente artículo se desarrolla en base a marcas serias y de confianza. Los riesgos añadidos de quemaduras y diversas lesiones más graves consecuencia del engaño de algunas marcas van a ser obviadas.
  • Los usuarios también deben ser responsables en la contratación de servicios relacionados con la electroestimulación muscular, y exigir siempre profesionales titulados y con formación específica en este área.

 

Y ahora, sin más dilaciones vamos allá con los riesgos y contraindicaciones de la electroestimulación muscular:

 

RIESGOS DE LA ELECTROESTIMULACIÓN:

Rotura fibrilar:

  • La aplicación de la electroestimulación muscular sin respetar criterios de progresión lógicos, puede crear un nivel de tensión muscular que ligado, en la mayoría de los casos, a una acción dinámica con aceleración y sobretodo si el grupo muscular en cuestión se encuentra en fase excéntrica, podría producir una rotura fibrilar o, en casos muy graves, rotura muscular.

 

Rabdomiolisis:

  • Llevar a acabo un entrenamiento que supere la tolerancia de un usuario o deportista puede desencadenar en una rabdomiolisis, se trata de una patología consecuencia de la excesiva descomposición de la fibra muscular con liberación del contenido de la misma al torrente sanguíneo, a unos niveles que superan la capacidad de filtración del riñón produciéndose una saturación que va a desencadenar la sintomatología propia de la rabdomiolisis. Dentro de este contenido que el músculo libera al torrente sanguíneo existen sustancias que pueden ser dañinas a nivel a ciertos concentraciones, a destacar: Mioglobina (proteína) y la CPK – Creatin phosfokinasa (enzima). Para ser diagnosticada una rabdomiolisis la concentración de CPK que debe analizarse en sangre debe ser igual o mayor a 5 veces superior a los valores normales (0 y 195 UI/L en el hombre, 0 y 170 UI/L en la mujer).

 

Fallo renal agudo:

  • En casos muy graves de rabdomiolisis podría incluso desencadenarse un fallo renal, para esto serían necesarias concentraciones a partir de 25.000 IU/L de CPK.

 

Electroestimulación analítica vs chalecos de electroestimulación:

  • En cualquiera de los formatos de entrenamiento con electroestimulación las cuestiones de seguridad y éxito de las sesiones de entrenamiento, o desde otro punto de vista, la probabilidad o peligro de sufrir los riesgos o lesiones de la electroestimulación recaerán en el conocimiento, decisiones y profesionalidad del entrenador, como pueda ocurrir en cualquier disciplina deportiva. Al margen de esto, es obvio que si un chaleco de electroestimulación estimula más músculos de forma simultánea, la probabilidad de que se produzcan concentraciones peligrosas de mioglobina o CPK es mayor.

 

  • Nota importante: cualquiera de estos efectos secundarios no deseados pueden y de hecho se dan con cualquier actividad deportiva desarrollada con desmedida y normalmente en situaciones de deshidratación o acusadas por la ingesta de algún medicamento. Por ello, se debe contar siempre con un profesional cualificado que realice una correcta anamnesis y planificación de los entrenamientos. En el Instituto Myox hemos desarrollado protocolos de seguridad que cantidad de profesionales de todo el mundo están llevando a cabo con unos resultados excelentes, incluso varias marcas de chalecos de electroestimulación están tomándolos como referencia. Te recomendamos la lectura de esta entrada de blog: Primeras cuatro sesiones con chalecos de electroestimulación.

 

 

CONTRAINDICACIONES DE LA ELECTROESTIMULACIÓN:

Las contraindicaciones al entrenamiento con electroestimulación muscular pueden derivarse de dos supuestos:

  • La contraindicación reside en el hecho de que exista un generador o una corriente eléctrica.
  • En el esfuerzo físico en sí mismo, en la mayoría de estos casos el razonamiento suele ser el mismo que se aplica al ejercicio físico en general.

CONTRAINDICACIONES DE LA ELECTROESTIMULACIÓN

Si eres profesional del área de la salud o del deporte te interesa esta formación: Curso de electroestimulación en poblaciones especiales. Donde desarrollamos de forma extensa todas y cada una de las contraindicaciones de la electroestimulación muscular.

Describimos a continuación las posibles contraindicaciones con la electroestimulación muscular, parciales o absolutas, al formato analítico o a los chalecos de electrofitness:

 

Marca-pasos o desfribilador intracadiaco:

  • Se considera una contraindicación parcial por ejemplo con electroestimuladores Compex, por el riesgo de que el impulso eléctrico pueda tener algún tipo de interacción o interferencia en el funcionamiento normal del marca-pasos o desfibrilador. Se considera parcial pues la contraindicación está en la zona del tórax.
  • En cuanto a los chalecos de electroestimulación se considera una contraindicación absoluta, pues aunque no se activen los circuitos del tórax, si existe un electrodo sobre el pectoral, por ejemplo, y por la propia humedad del traje podría activarse. Hay que tener en cuenta que si existe un circuito activo en otra zona y entre ellas hay humedad, no debemos olvidar que el agua es conductora de corriente y podría activar los circuitos contraindicados.
  • Desde el Instituto Myox no aconsejamos en corriente analítica la aplicación ni en tórax, ni abdomen ni en el brazo, por estar próximos al pecho.

 

Epilepsia:

  • Según los médicos especialistas, podría existir una hipersensibilidad al impulso eléctrico del electroestimulador muscular y podría desencadenarse un cuadro agudo de epilepsia. Por lo tanto es una contraindicación absoluta.

 

Embarazo:

  • Para la electroestimulación en formato analítico se trata de una contraindicación parcial, pues no se podría aplicar en el área del abdomen pero sí en el resto del cuerpo. Aunque desde el Instituto Myox añadimos a esto, no aplicarla tampoco en tórax, en zona lumbar o glúteos por la proximidad que tienen bien a la ubicación del feto o bien a la zona genital femenina.
  • En caso de chalecos de electroestimulación volvemos a estar en la misma situación que el punto anterior, no activar el abdomen no sería suficiente para justificar su uso dado el riesgo por cuestiones de conductividad o sencillamente de fallo humano, de que se pudiera activar el área descrita en la contraindicación. Además hay que añadir en el caso de estos trajes de electroestimulación: se trata de una vestimenta ceñida con tirantes de fijación que puede generar presión, también se genera mucho calor durante el entrenamiento, además si ese estimula mucha masa muscular de forma simultánea habrá mucha demanda sanguínea en estos músculos, con el riesgo de producir una deficiencia sanguínea en la zona abdominal. En definitiva, un cúmulo de riesgos que nos exponen incluso al peligro de provocar un aborto. Es, por tanto, una contraindicación absoluta.

 

Hernia abdominal o inguinal y diástasis abdominal:

  • La bibliografía describe las hernias abdominales o inguinales, así como las diástasis como contraindicaciones de la electroestimulación, en este caso parcial pues la condición es no aplicarla en la zona del abdomen. Estamos hablando, claro, de electroestimuladores tipo Compex o Chattanooga.
  • Por el mismo criterio descrito en puntos anteriores, en cuanto al riesgo añadido de un traje de electrofitness, se trataría en este caso de una contraindicación absoluta.
  • Esta contraindicación se basa en la idea de que las tensiones musculares de la zona abdominal van a aumentar la presión intra-abdominal, con el riesgo de agravar la hernia.
  • Desde el Instituto Myox, en nuestros cursos de electroestimulación (Myox EMS Core) para profesionales les damos pautas sobre cómo aplicar la electroestimulación en el abdomen, en cuanto a colocación de los electrodos, parámetros eléctricos, pero también en cuanto a la posición del usuario (tumbado boca-arriba la presión intra-abdominal no va a repercutir tanto en la pared abdominal, pues por el efecto gravitatorio las vísceras internas descansan sobre la columna); por supuesto, también en cuanto a la adecuada coordinación con la respiración, a la reeducación de la función abdominal normal, la aplicación de ejercicios hipopresivos,.. en definitiva, hemos hecho de la electroestimulación un recurso muy útil en la recuperación o tratamiento de hernias y diástasis abdominales.

 

Colocación de los electrodos en la parte anterior o lateral del cuello:

  • Salvo intervención justificada por parte de un especialista, esta zona queda contraindicada por los reflejos contráctiles que pudieran producirse y el riesgo de ahogo.

 

Patologías cardíacas:

  • Contraindicación parcial la aplicación de la electroestimulación en formato analítico en la zona del tórax, salvo evaluación y prescripción médica donde se exprese que no existe interacción alguna entre los efectos de la electroestimulación y los posibles riesgos de la patología. No olvidemos que la electroestimulación muscular es un medio más de ejercicio físico y que sólo es capaz de estimular musculatura esquelética.
  • Contraindicación absoluta con chalecos de electroestimulación.

 

 

Trombosis venosa, tromboflebitis y obstrucción arterial grave:

  • Queda totalmente contraindicada la aplicación de la electroestimulación en los miembros ya afectados o con riesgo de producir algún tipo de trombosis u otro tipo de accidente vascular. En caso de que el médico especialista determine, o simplemente se sospeche, por los valores del hemograma de la persona en cuestión que pueda sufrir algún tipo de trombosis queda contraindicada de forma absoluta la electroestimulación muscular; hay que tener en cuenta que por la capacidad que tiene al electroestimulación de movilizar el riego sanguíneo podría desprender algún coágulo y producir algún trombo, en casos graves ictus e incluso el fallecimiento de una persona.

 

Problemas circulatorios:

  • La electroestimulación en cualquiera de sus formatos es una contraindicación absoluta en casos de insuficiencia venosa crónica con varices importantes, nos exponemos al riesgo de aumento del calibre de la variz y de trombosis.

 

Hemofilia (sangrías, fuerte diátesis hemorrágica):

  • La electroestimulación en cualquiera de sus formatos es una contraindicación absoluta. Se trata de una enfermedad hematológica hereditaria, reciben terapia sustitutiva de factores de coagulación y requieren de ejercicio físico, pero no mediante electroestimulación, por el estrés vascular que podría producir.

 

Procesos infecciosos o febriles:

  • En cualquier proceso infeccioso o en situaciones de fiebre, no debe incrementarse el torrente sanguíneo pues podría favorecer la expansión de la infección, el ejercicio físico y en particular la electroestimulación quedarían contraindicados de modo absoluto. Si los agentes patógenos alcanzaran el corazón podrían producirse graves cardiopatías.

 

Hipertensión arterial 

  • Consideramos una contraindicación absoluta la aplicación de la electroestimulación muscular en personas que padecen hipertensión y no están tratados, por el mero hecho que durante el entrenamiento podrían producirse alteraciones que supongan un riesgo para nuestro cliente o paciente.
  • En cambio, cuando la hipertensión está tratada, lo términos en los que hablamos son muy diferentes. Para el conocimiento del nuestro lector, se considera hipertensión cuando los niveles de presión arterial sistólica y diastólica son altos de forma mantenida, concretamente por encima de 149-95 mmHg. En este caso sabemos que el ejercicio físico mejora la capacidad cardiovascular, y entendiendo la electroestimulación muscular como un medio más de ejercicio físico, claro está, de forma activa. Aun así desde el Instituto Myox consideramos la hipertensión arterial una contraindicación parcial de la electroestimulación muscular pues sólo debería aplicarse bajo estos supuestos:
    • Se realice con la supervisión de un profesional cualificado,
    • Se eviten las isometrías, o estas sean muy cortas y controladas,
    • Se supervise en todo momento que el usuario no realiza apneas durante el esfuerzo.

 

 

Serias enfermedades neurológicas:

  • La electroestimulación muscular queda contraindicada de modo absoluto en cualquiera de sus formatos. Recomendamos en cualquier caso, estudiar cada enfermedad y cada caso de modo particular, pues por ejemplo, varios estudios han demostrado los beneficios de la electroestimulación muscular en pacientes con esclerosis múltiple.

 

Enfermedades cancerosas o tumorales:

  • Se desconocen los efectos de la electroestimulación muscular en casos de cáncer, además está enfermedad tiene una cantidad enorme de tipologías y variables. El riesgo reside en el temor de que el incremento vascular que produce la electroestimulación muscular pudiera favorecer una metástasis. A modo de precaución consideramos la electroestimulación muscular una contraindicación en casos de cáncer.

 

Patologías inflamatorias y enfermedades autoinmunes

  • El ejercicio físico moderado está indicado en esta serie de patologías, y como tal la electroestimulación muscular también lo estaría, pero la continuamos considerando una contraindicación parcial, pues podría aplicarse únicamente bajo estos supuestos:
    • Se haga bajo la supervisión de un profesional cualificado,
    • Se aplique siempre el ejercicio de forma moderada, respetando concretamente en la electroestimulación los protocolos de seguridad Myox EMS, debe tenerse en cuenta que el ejercicio de alta intensidad o alto impacto fisiológico, produce un estrés en el organismo que podría provocar una depresión del sistema inmunitario, para nada conveniente en personas que ya padecen enfermedades autoinmunes, o patologías inflamatorias cuyo origen es autoinmune, por ejemplo, la inflamación articular de la poliartritis.

 

 

Diabetes:

  • El ejercicio físico regular se considera un componente importante en el tratamiento de todos los tipos de diabetes y debe prescribirse por las mismas razones por las que debe fomentarse en la población general, el ejercicio físico disminuye la resistencia a la insulina, aumentando su eficacia. Y es que la electroestimulación muscular, como ya hemos dicho varias veces en este artículo, se considera un medio más de ejercicio físico, por lo que se le pueden otorgar estos mismos beneficios, de hecho así lo han demostrado varios estudios científicos en los que se ha concluido que “tras la aplicación  de un periodo de entrenamiento con electroestimulación muscular los niveles de glucemia basal descendieron significativamente, así como los valores de hemoglobina glicosilada” (Van Buuren y col, 2015).
  • A pesar de lo expuesto anteriormente, la electroestimulación muscular debe ser considerada una contraindicación parcial en pacientes con diabetes por lo siguiente:
    • No se puede dar “vía libre” a su uso generalizado, pues debe estar supervisado por profesionales cualificados
    • Las posibles neuropatías de la diabetes pueden ocasionar un déficit sensitivo que altere el feedback ante la intensidad aplicada con el electroestimulador. Por lo que el profesional debe contar con más recursos de evaluación, estrategias que enseñamos en nuestros cursos de electroestimulación muscular: la valoración mediante la palpación, la evaluación visual del nivel de contracción generado, análisis del rango articular o del gesto técnico, entre otros.
    • Debe controlarse muy bien las dosis de ejercicio, pues podrían desencadenarse un shock hipoglucémico.
    • Otras precauciones a tomar:
      • verificar los niveles de glucemia previos a la sesión de electroestimulación, si se encuentran entre 100 y 150 mg/dl, se consideran óptimos para el entrenamiento.
      • nunca se debe inyectar la insulina en ninguno de los grupos musculares que vayan a ser estimulados
      • controlar la glucemia durante y después del entrenamiento con electroestimulación
      • en caso de realizarse una sesión prolongada, se aconseja la toma de algún suplemento de hidratos de carbono
      • adecuada hidratación principalmente desde dos horas antes de someterse a la sesión de entrenamiento y durante la práctica deportiva

 

 

Irritación de piel, quemaduras o heridas

  • En el caso de cualquier tipo de lesión en la piel no puede aplicarse sobre ella ningún tipo de electrodo, además también debería tenerse en cuenta casos de intolerancias cutáneas como alergias e irritaciones de la piel. Debería aplicarse el circuito eléctrico evitando esta área, siendo entonces una contraindicación parcial para la electroestimulación analítica. 
  • Para los trajes o chalecos de electroestimulación, todo dependerá de las características y posibilidades del traje.

 

Tras toda esta exposición de riesgos y contraindicaciones de la electroestimulación muscular deseamos llamar la atención sobre una idea: “no trabajamos con patologías, trabajamos con personas” y con esto quiero decir, que un cuadro patológico no tiene por qué ser igual en dos personas, existe una edad, un sexo, unos antecedentes, una medicación, quizá otras enfermedades asociadas, en definitiva, siempre y repito SIEMPRE se debe consultar al médico especialista cuando se reciba a un cliente o paciente que presente cualquiera de las patologías descritas arriba. También los casos de poblaciones especiales o cuestiones no consideradas patología, ante el más mínimo riesgo se debe contar siempre con la opinión de un médico. Además, obviamente de que siempre debe realizarse una anamnesis o estudio inicial por nuestra parte.

 

Mi nombre es Juan Peris, especialista en electroestimulación, espero haber resuelto muchas dudas con este artículo sobre “riesgos y contraindicaciones“, podéis dejar vuestros comentarios y dudas más abajo. Gracias.

 

Juan Peris

juan@juanperis.fit

 

AUDIO DEL ARTÍCULO:

 

Deja tu comentario

WhatsApp chat