Aplicación de cargas externas en el entrenamiento de fuerza con EMS

A veces simplificar los conceptos/sistemas nos ayuda a comprenderlos.

¿Qué es en esencia un electroestimulador muscular? Pues un generador de contracciones musculares por resistencia interna.

¿Qué implica que sea una resistencia interna? Pues que el reclutamiento motor electro-inducido no depende en ningún caso de las cargas o resistencias externas.

¿Tiene sentido añadir entonces cargas externas? Si, pero solo si se hace con criterio y respetando las progresiones adecuadas.

¿Que ventajas presenta su combinación con cargas externas?
1. Mayor reclutamiento motor, pues se suman las fibras electro-inducidas con las necesarias para vencer la resistencia externa.
2. Aprendizaje motor por simultaneidad de las vías aferente y eferente
3. Transferencia máxima al gesto deportivo
4. Posibilidad de generar altas resistencias totales con menor carga externa, es decir, menor impacto articular.

¿A tener en cuenta?
1. No se trata de sumar por sumar sino de contar con un objetivo claro.
2. Si la ejecución no esta integrada no conviene combinarla con EMS, demasiados nuevos estímulos.
3. Si la ejecución tiene contracción excéntrica habremos respetado los criterios de progresión lógicos para evitar efectos secundarios no deseados.

Deja tu comentario

WhatsApp chat