ELECTROESTIMULACIÓN MUSCULAR Y ESTABILIDAD DEL CORE

El trabajo con electroestimulación muscular nos permite disfrutar de infinidad de aplicaciones, basadas siempre en dos principios básicos:

1- Aumento del reclutamiento motor

2- Biofeedback, inducir contracciones musculares allá donde el sujeto no es capaz de producirlas por sí mismo, o bien, mejorarlas.

Pero, para que el trabajo con electroestimulación esté debidamente orientado al propósito buscado debemos controlar los parámetros eléctricos; en esta entrada nos centraremos en el trabajo de estabilidad del core.

  • Selección de parámetros eléctricos:
    • FRECUENCIA: en este caso deseamos mejorar la estabilidad del área abdominal la cual depende principalmente de la fibra tónica, debemos entonces trabajar entre los 10 y los 30 Hz. Cabe puntualizar que si las demandas de estabilidad fueran ante situaciones repentinas y potentes como pudiera ser un combate de Judo sería conveniente el desarrollo de ejercicios específicos con frecuencias superiores a los 80 Hz (fuerza máxima) o incluso mas allá de los 100 Hz (potencia).
    • CRONAXIA: dada el área a trabajar le corresponde una cronaxia media de 300 us.
    • INTENSIDAD: depende el objetivo, la máxima tolerable si buscamos máximo reclutamiento motor o intensidades moderadas si deseamos trabajar con calidad técnica.
  • En cuanto a la disposición de los electrodos:
    • COLOCACIÓN ANALÍTICA: disposición del polo positivo y negativo de un mismo circuito en un mismo músculo, podríamos estimular selectivamente el recto abdominal, el oblícuo mayor o el menor. Este trabajo nos ayudaría a la potenciación o aumento de la conciencia corporal sobre un músculo específicamente.
    • MYOX EMS SYSTEM:
      • CADENAS CINÉTICAS: nos permitiría estimular de forma simultánea el conjunto de músculos implicados en un patrón motor específico.
      • CO-ACTIVACIÓN: nos permite estimular en un mismo circuito músculos antagonistas (ver foto: abdominales <recto y oblicuos> + cuadrado lumbar).

Controlados estos parámetros el entrenador debe decidir la simultaneidad o no de las ejecuciones con el estímulo eléctrico, por ejemplo:

  • Solicitar espiración fuerte simultánea al estímulo eléctrico manteniendo postura (ver foto) en isometría y descansando en la fase de reposo del electroestimulador, o…
  • Espirar y mantener isometría en la fase de reposo para en la fase de estímulo eléctrico solicitar acción dinámica como pudieran ser rotaciones de tronco o aduciones/abducciones de cadera.

 

JUAN PERIS

juan@juanperis.fit

 

Si eres entrenador o fisioterapeuta y te interesa todo lo relacionado con la estabilidad del CORE no puedes perderte esta formación:

2 Comments

  1. Avatar
    Gema përez
      agosto 21, 2018 at 2:14 PM

    Hola Juan, me parece súper interesante la temática. Me gustaría saber con qué frecuencia puedo aplicar estos ejercicios, concretamente el que aparece en la foto principal. Gracias

    1. Juan Peris
        agosto 25, 2018 at 3:59 PM

      Hola Gema, pues depende del objetivo que tengas. Por ejemplo, si deseas trabajar la fuerza-hipertrofia con propósitos deportivos puedes integrar este ejercicio en las sesiones de entrenamiento que normalmente destinas al entrenamiento del core, en caso de que lo realices por cuestiones de salud, orientado a la mejora de la estabilidad de la columna y la prevención de dolores, puedes realizar sesiones de 10 minutos a razón de 1 cada 4 días. E incluso, puedes emplearlo a diario como parte del calentamiento a razón de 5 minutos por sesión. Todo esto obviamente racionalizando las series y repeticiones, el movimiento o la isometría según tu nivel de entrenamiento.

Deja tu comentario

WhatsApp chat